Mis practicas en Tenerife fueron mi primer viaje en otro país, por eso estaba un poco inquieta y perdida. Además cuando empecé el trabajo, tenía miedo de no cumplir con éxito las tareas pedidas. Pero en Menis Arquitectos saben darte confianza y sobretodo mostrar que confían en ti.

He descubierto una otra manera de trabajar, diferente de Francia porque en Menis me dejaban trabajar como quería y proponer ideas. El ambiente era muy agradable. Además esta experiencia me ha permitido encontrar a personas muy simpáticas de varios países como Italia, Polonia, Islandia… Lo que fue una oportunidad única al nivel humano.

También me permitió mejorar no solo mi nivel de español sino también el de inglés. En resumidas cuentas, estos dos meses en Tenerife fueron un enriquecimiento al nivel profesional, lingüístico y humano. Volver a Francia fue muy difícil pero deseo volver muy pronto de vacaciones o para trabajar.

Violaine Neau