Círculo de Bellas Artes de Tenerife

Arquitecto: Fernando Menis

Ubicación: Santa Cruz de Tenerife, Spain. 28° 17′ 15.8964” N 16° 37′ 2.9892” W

Uso: Cultural

Materiales: hormigón, cemento

Cliente: Circulo de Bellas Artes de Tenerife

Día de inauguración: el 4 de Julio de 2016

Descripción: El Circulo de Bellas Artes de Tenerife es una organización sin fines de lucro establecido en 1925 que hace poco refrescó su historia con un programa que totalmente involucró al público. Fernando Menis fue encargado de mejorar la utilidad del edificio y renovar el Centro de Artes. El Proyecto rediseña la entrada y la circulación a través de las 5 plantas para que todas las partes del edifico sean fácilmente accesibles. Lo más destacado de la reforma es el mostrador de bienvenida que parece más a una instalación específica del sitio que a un mueble. Además, la luz interactiva cambia en relación con la presencia humana al igual que con la estación del año. Además del ahorro de enería, este sistema pretende producir una relación sensitiva entre los usuarios y su medio ambiente, y enriquecer la manera como se experimenta el edificio y los contenidos. Los materiales de bajo coste satisfacen la demanda del presopuesto extremadamente restringido mientras se refiere a la historia del edificio: se resuelve con pequeños bloques de hormigón y pintura. Otra particularidad de la intervención es la colaboración con artistas. Un muro colectivo de 30 x 3m hecho por 47 artistas locales e internacionales, quienes sacan la inspiración de imágenes aéreas de Santa Cruz de Tenerife para pintar una interpretación contemporánea de la ciudad, domina el escenario. Éste es el muro más grande de la historia de Col Art que contaba con la colaboración de dos de los fundadores de este movimiento artístico: Rossana Durán de México y Marc Kuhn de Suiza. En la fachada otra intervención se puede ver hecha por el artista callejero Shirley Wintsch, una pintura abstracta geométrica que juega con efectos luminiscentes. La renovación del Circulo de Bellas Artes de Tenerife ha mejorado las características visuales y culturales del edificio y ha creado un atmósfera adecuado para el arte que se difunda.