Pieza contundente y emblemática, accesible al ciudadano. La justicia como uno de los pilares sobre los que se asienta la sociedad.

La imagen sólida del edificio pero a su vez transparente, coincide con los principios de la propia justicia. Se ha buscado una solución exterior que de respuesta a esta imagen mediante dos módulos de diferente ancho de lamas huecas de GRC. A su vez, la fachada junto a los patios convierten al edificio en una máquina bioclimática capaz de ahorrar un 40 % en climatización. Su funcionamiento por sectores permite a su vez mantener partes en funcionamiento sin necesidad de abrir el conjunto.

El edificio está abierto a un crecimiento en altura, llegando a poder igualarse en altura a los edificios del entorno. Esta flexibilidad también la encontramos en planta; una modulación sencilla permite la redistribución de la tabiquería según las necesidades.

Arquitecto: Fernando Menis

Emplazamiento: Santa Cruz de Tenerife. España.

Programa: Institucional.

Estado: Proyecto 2007.